change in progress

Hay generaciones con suerte, y creo que los nacidos en España entre  los años 50 y 70 somos una de esas. No hemos pasado una guerra y tampoco sufrimos los rigores de una postguerra, hemos visto llenarse nuestro día a día con inventos fabulosos que hacían de lo cotidiano una aventura tecnológica, hemos visto como cambiaban los procesos en el trabajo, los procesos productivos y los de gestión y… ¡hemos sabido adaptarnos!.

Tampoco nos podemos quejar con la historia social que nos ha tocado vivir. Sufrimos ligeramente la dictadura en comparación con generaciones anteriores (algunos no tan ligeramente), aguantamos su final y las incertidumbres de la transición, pero esto nos hizo fuertes y nos ilusionó con lo que venía, el principio de una nueva democracia que permitió ver a gente entregada participando de lo público. Y también disfrutamos de un modesto estado del bienestar que lamentablemente ha llegado a su cénit.

Las generaciones que nos siguen no han podido vivir todas estas cosas como nosotros y muchas desaparecen para todos. De lo que se trata ahora es de adaptarnos a los tiempos. Ser como el junco.

Una de las cosas que con los años nos va a preocupar es como vivir más allá de nuestra jubilación, como prepararnos para la vida en solitario y para cuando tengamos necesidad de ayuda. A muchos nos horroriza la idea de las residencias de ancianos, al menos las que conocemos.

Si esta es tu preocupación te aseguro que no eres el único y dada la fuerte implicación social de nuestra generación no te extrañará que ya haya varias asociaciones ocupadas en esta cuestión.

En la Asociación Jubilares  trabajan para normalizar la inclusión social de las personas mayores, valorando sobretodo el respeto y la promoción de la autonomía personal. Piensan que la instauración de las cooperativas de mayores es una opción real, sencilla y viable, y a ello se dedican ofreciendo información, consejo y respaldo a personas, grupos o instituciones interesadas en promover iniciativas de este tipo. Tienen un blog muy interesante que deberías visitar.

La asociación Sostre Cívic tiene como objetivo ofrecer propuestas y soluciones para hacer la sociedad más justa y respetuosa con las personas y el entorno. Proponen un urbanismo y un acceso a la vivienda no especulativo, usando modelos de cooperativas de uso en los que la propiedad reside en manos de la cooperativa y donde sus miembros participan y disfrutan de un uso indefinido. Entre otras actividades asesoran a personas y grupos interesados en desarrollar estos proyectos, en la autogestión de la vivienda, proyectos de habitar, ecoaldeas y rehabilitación energética y ambiental.

Y como ejemplos de comunidades podéis ver la cooperativa Trabensol, que ha creado su propia urbanización, el diario El País les dedicaba un artículo, no hace mucho.

Y la cooperativa Profuturo, que ha construido un complejo residencial de apartamentos equipados con servicios adaptados a los usuarios y a los cambios que se están produciendo en la sociedad, buscando soluciones para el futuro. Eligieron como referencia el modelo de la ciudad sueca de Linköping, una experiencia de la década de los 80.

En las web y blogs de de estas organizaciones podrás encontrar mucha información sobre el cohousing o como dicen en Jubilares sobre la vivienda colaborativa y también podéis ver el vídeo del programa de rtve Crónicas sobre estos temas.

trabensol
Trabensol, fotografía de Santi Burgos

Un comentario en “change in progress

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .