activos

Continuar una vida activa después de la jubilación es otra de las ventajas que proporciona llegar a esa situación con menos años o en mejor estado de salud que generaciones anteriores. Estudiar, viajar, hacer deporte, relacionarse… Pero no solo ocio, esta actividad se instrumenta muchas veces en proyectos que generan beneficios, a veces respondiendo a un compromiso social y en otros casos a una necesidad económica.

Hemos mostrado ya varios ejemplos en esta web de empresas creadas por mayores o basadas en el trabajo de estos, jóvenes organizando abuelos tejedores, peluches por encargo, abuelos de alquiler

Hoy queremos hablaros de dos casos de trabajo social protagonizados por mayores que ilustran esa tendencia de explotación de experiencias que nuestra sociedad no puede despreciar. Fomentan la creación de empleo permitiendo a las personas jubiladas rentabilizar su experiencia.

El primer ejemplo que queríamos comentar es la asociación SECOT Voluntariado de Asesoramiento Empresarial. Sus socios son voluntarios senior, profesionales cualificados ya jubilados o aún en activo, que ofrecen su experiencia y conocimientos en gestión empresarial a quienes lo necesitan.

Analizan proyectos y orientan sobre desarrollo empresarial a jóvenes emprendedores, personas en riesgo de exclusión o dificultad social, empresas de tamaño reducido, entidades sin ánimo de lucro, países en desarrollo…, colaboran con organizaciones públicas y privadas, colaboran en programas de cooperación internacional para el desarrollo, realizan estudios y publicaciones sobre temas relacionados con el trabajo voluntario, los mayores y el envejecimiento activo.

Otro ejemplo es Yayos Emprendedores, una empresa social para crear trabajo comercializando juguetes y ropa infantil hecha por mujeres presas. La cara de esta iniciativa es Manuela Carmena, juez, escritora, emprendedora, bloggera, jubilada… mujer hiperactiva y comprometida socialmente de la que podéis encontrar mucha información en la red. Entre los productos que comercializan hay una marca de patucos para bebes y zapatillas infantiles, zapatelasamelia, con venta online.

Sobre el nacimiento de esta iniciativa dice “Me jubilé anticipadamente. Los magistrados podemos estar en activo hasta los 72. Aunque siempre me gustó mi profesión, el trabajo tan intenso que exigía me impedía compatibilizarlo con otras actividades. Quería sin duda hacer más cosas.

Había leído el libro de Mohammad Yunus sobre las empresas sociales y me parecieron algo enormemente atractivo. La actividad empresarial podía no estar necesariamente guiada y dirigida al máximo lucro.

Ya jubilada, y junto a otros amigos, intentamos crear una empresa social. Nos tuvimos que conformar con constituir una convencional: Yayos Emprendedores SL. El notario advirtió: ni siquiera como voluntaria decisión fundacional cabía recoger en los estatutos la pretensión de que la empresa fuera “social”, sin ánimo de lucro.”

Podéis ver las dificultades para formalizar esta iniciativa en el foro kuorum, un artículo de la vanguardia, una entrevista en televisión, y obtener información sobre su libro.

 

activos
fotografías de la portada de su libro y de Juan Luis Álvarez en La Vanguardia

 

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .