ya-nadie-se-acuerda-de-papa-y-mama

Esta maldita crisis nos está descubriendo muchas cosas, los jóvenes defienden el papel social de los mayores y las empresas buscan soluciones solidarias de financiación ante las dificultades que los bancos ponen para prestarles dinero. Buscábamos información sobre nuevas formas de financiación, de las que estamos oyendo hablar mucho en los últimos tiempos. Dos ejemplos, la filosofía freenancing y el crowdfunding. Ambas son fórmulas financieras con alto impacto social. El freenancing son créditos sin efectivo y con devolución en especie. No se ingresa efectivo en tu cuenta del banco, el crédito se pone a tu disposición para que compres a las empresas que ya están operando con el agente que lo organiza y devolverás tu crédito con tus ventas a otras empresas. Está pensada para generar crédito, crear nuevos canales de venta, favorecer la internacionalización, potenciar el ahorro empresarial y optimizar la tesorería de las empresas. El crowdfunding es una fórmula de financiación masiva, financiación por suscripción, micromecenazgo, en la que se oferta un proyecto y pequeños suscriptores aportan una cantidad a cambio de la compensación fijada por el emprendedor que busca financiación para su proyecto. Se está utilizando mucho para lanzar proyectos culturales, es una buena solución para creativos que quieren poner en el mercado sus productos o ideas de negocio.

Como os decíamos al principio, buceando sobre estos temas encontramos el blog de Trocobuy, y allí un artículo que nos parece muy significativo. Firmado por Míriam Rey y con el título “ya nadie se acuerda de papá y mamá” ilustra muy bien cómo las generaciones de mayores están sufriendo esta situación, sin dramatismos, con cifras y con cariño. Os entresacamos algunas frases pero os invitamos a leerlo entero aquí.

Pertenezco a la llamada “Generación Y”, la pomposa “Generación del Milenio”. Soy de esos a los que nos contaron que estudiar una carrera, formarse en idiomas y añadir una especialización o un posgrado, nos abriría las puertas del mundo laboral, alfombra roja incluida. Ahora vivo rodeada de gráficas, porcentajes y teorías que se agolpan bajo titulares que nos renombran como “Generación ni-ni”…“Generación Perdida”. A eso hemos quedado reducidos. A eso nos ha reducido una cifra: 56,13%, último porcentaje sobre desempleo juvenil  vertido por la Encuesta de Población Activa (EPA) para el segundo trimestre de 2013.

No somos “ninis”, “perdidos” menos. Y contamos con una ayuda incalculable, la de los mismos que nos han levantado hasta ahora, aunque parezca que todo el mundo se preocupe de nosotros y que nadie piense ya en “papá y mamá.”

“Papá y mamá” también creen que el paro juvenil es el mayor de los problemas, aún cuando han sido retirados del mundo laboral con 45 años y a sabiendas (durísimas sabiendas) de que no volverán jamás. “Para muestra un botón”: de los casi seis millones de parados que hay en España, 3,5 millones son parados de larga duración. De ellos, 2,2 millones tienen entre 30 y 55 años, situándose la mayoría, cercanos a la cincuentena. El mundo los ha vuelto a etiquetar también. Ya no son válidos.

Y en lugar de devolvernos un puntapié como respuesta, los que pueden se reciclan y hacen lo que han hecho desde siempre…sobrevivir. Prueba de ello, el último informe GEM España, que calcula que el 27,5% de los emprendedores tenían entre 45 y 64 años el pasado año. Un punto más con respecto a 2011. Además, se trata del colectivo que mejores índices de consolidación ha obtenido (57,9%) y menores tasas de abandono (43,6%).

Se habla ya de “reingreso laboral”, “re-activación profesional”, “Generación U” (unretired, los que no se retiran), “yayo-emprendedores”, “emprendedores senior”… Y mientras todo el mundo se empeña en excluirlos, ellos demuestran eso de que “la veteranía es un grado” y que el futuro de los “X” y el tan preocupante de los “Y”…pasa por ellos. Su experiencia los convierte en pilares básicos para las empresas y su crecimiento, y sólo cuando esto ocurra, habrá también lugar para las generaciones posteriores. Es una cadena. Son pasado, presente… y deben ser futuro.

Sobre denominación de generaciones podéis leer “últimas letras del abecedario terminología generacional

 

32papaymamaortifus
viñeta de Ortifus en Levante emv

 

 

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.