pensar (en) lo cotidiano

A veces basta con romper las reglas sobre la forma habitual de hacer las cosas, pensar otra forma de hacer lo cotidiano puede solucionar muchos problemas sin necesidad de añadir ortopedias sobre los objetos, queremos mostraros un ejemplo, una diseñadora, Inge Kuipers, que tiene en su web algunos trabajos que responden a estas premisas. Como podéis ver son productos que nos facilitan la vida a todos y que cualquiera pondría en su casa porque formalmente no tienen esa apariencia ortopédica que produce un natural rechazo por la evidencia de la discapacidad.

No siempre es necesaria un asa para coger las cosas, y cosas tan sencillas como servir el te pueden ser un gran problema si los dedos te juegan malas pasadas. Touch tea set  es un servicio de mesa con un diseño innovador que hace que el gesto de levantar, sostener y verter, sea más fácil, tan solo ha sido necesario pensar en una forma diferente de asir los objetos, una distribución del peso entre las dos manos sin castigar los dedos. Podemos poner el énfasis en la adaptación del diseño para ser usado por personas que tienen artritis, pero aunque ofrece todas las ventajas de una ayuda se trata de un diseño para todos y ello indudablemente amplía su mercado potencial.

18inge
Otro ejemplo puede ser el calzarse unas botas. Llevar los tobillos bien sujetos se convierte en una necesidad tras un par de esguinces, pero embutirse unas botas y agacharse para anudar los interminables cordones es un suplicio tanto cuando calzamos a un niño como cada vez que decidimos salir a caminar. Hay otras formas de diseñar unas botas, como vemos en el modelo de Inge la presión del talón puede servir para cerrar el zapato y evitarnos así la postura forzada para anudarlos que hasta ahora nos ha esclavizado. Un diseño para todos que puede adaptarse a cualquier tendencia de moda, edad y materiales.

18ingezapatos
… y un último ejemplo que juega también con la carga emocional, la caja de costura de nuestras madres y abuelas, la madera natural, los útiles que nunca tenemos a mano cuando los necesitamos y que con la ayuda de Inge encuentran su sitio tanto cuando los estamos utilizando como cuando reposan en la estantería.  Coser como un juego, una transmisión del saber hacer, diseño universal versus diseño emocional.

18ingecosturero

 

Anuncios

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s