sobre tallas hay mucho escrito

Ya estamos en verano, hemos sufrido de nuevo el trauma de un cambio de estación en nuestro armario y el suplicio de tener que embutirnos en una talla que ya no es la nuestra. Buscar ropa a partir de una cierta edad es algo muy difícil. Cada vez es más complicado encontrar la talla en el modelo que nos gusta y acabamos intentando que nos guste cualquier cosa que, por lo menos, sea de nuestra talla. De nuevo sufrimos la falta de sintonía entre industria y consumo. Cada vez es mayor el porcentaje de canosos que se niega a vestir como sus abuelos hasta alcanzar lo que nosotras denominamos “la segunda mayoría de edad”. Los canosos constituimos un interesante nicho de mercado también en el vestir.
Encontrar ropa que nos guste obliga a vencer una doble dificultad. No es difícil adivinar que con un estupendo estado de salud y una activa vida social que se extiende más allá de las jubilaciones no nos sentimos mayores a pesar de la edad.

Nuestro cuerpo sin embargo va sufriendo una serie de transformaciones que nos impide lucir la ropa que de verdad nos gusta. Engordamos contra todo pronóstico y en nuestras tiendas habituales ya no encontramos la talla que necesitamos. Perdemos tono muscular lo que nos impide lucir como nos gustaba algunas partes de nuestra anatomía, y ya no podemos permitirnos todos los escotes o desmangados que solíamos. La ropa nos tira por aquí, por allá… y es que los entallados ya no son lo que eran. Queremos comodidad, pero no a cualquier precio, en el probador igual nos vemos como un saco que como una morcilla, y es porque esas prendas que nos gustan ya no están pensadas para nosotros.

Por otra parte, psicológicamente nos sentimos jóvenes, nos vemos igual que siempre y no nos gustan las cosas que huelen a rancio. Nuestro gusto no ha cambiado con la edad y no vamos a resignarnos a usar estampados, colores y cortes que siempre sonaron a “abuelos”.

Hace tiempo que socialmente está mal visto abusar de la imagen de extrema delgadez que en los desfiles imponían modelos bulímicas o anoréxicas. Ahora se multiplican las modelos de tallas grandes, auténticas top que se citan en los medios como prueba de que la industria del vestir se orienta cada vez más al usuario real. Se multiplican las campañas de publicidad que tratan de mostrar cómo las marcas contemplan esa realidad social a la que dirigen sus productos y ese concepto de realidad que se ha impuesto es el que debería incluir a todos los canosos como consumidores potenciales de sus productos. La campaña #ImNoAngel (no soy un ángel) de Lane Bryant consiguió poner de su lado a las mujeres reales frente a estereotipos de marcas líder. Dove juega desde 2005 con diferentes prototipos de belleza como imagen de mujeres de carne y hueso. Las modelos mayores firman como imagen de muchas grandes marcas…

Y ante todo esto algunas marcas orientan algunas de sus colecciones hacia ese público más real que las teenagers anoréxicas. Son líneas especiales que podemos ver en la red pero que finalmente no llegan a todos los comercios ni a todos los bolsillos. Una nueva desilusión cuando vemos que expositores y escaparates no recogen esta oferta. Las tiendas a las que finalmente tenemos acceso parecen pensar que estamos dispuestos a cambiar de gusto asumiendo una monotonía atemporal al margen de cualquier criterio moda.

Al final todas estas tendencias se quedan en imágenes y titulares, la visita a las tiendas muestra la dura realidad. El caos reina en el comercio y cuesta encontrar lo que buscamos ya que además de todo lo que hemos comentado sigue sin resolverse el eterno problema de la falta de unificación de tallas en el sector. Cada fabricante parece marcar las tallas a su gusto, en cada tienda hemos de modificar la talla que nos llevamos al probador.

Las empresas y los comercios saben que conseguirán mejor imagen dirigiéndose a los que mejor lucen, gente joven y delgada. No se dan cuenta de que hay otra táctica de venta importante, dirigirse a los que pagan mejor y que en breve tiempo serán el sector de consumo más numeroso.

 

sobretallas
fotografias encontradas en pinterest 1-Lynn Waite en models.fordmodels.com 2-Daniela Gregis en ELLE 3-Pinterest 4-feedmefashion.com 5-newyorkersunposed.tumblr.com blog de alberto reyes (@allleft) 6-awelltraveledwoman.tumblr.com

 

 

Un comentario en “sobre tallas hay mucho escrito

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.