superar el día a día

Al llegar a los 50/60 una gran parte de la población pasa de preocuparse por los hijos a encargarse de la atención a parientes de avanzada edad, con demencia senil o alzheimer. Es uno de los inevitables inconvenientes que el aumento de la esperanza de vida ocasiona a nuestra sociedad. Para los cuidadores de un enfermo de estas características, es un reto diario encontrar formas de llenar satisfactoriamente el tiempo o de ayudarle a realizar tareas cotidianas. Iniciativas para mejorar sus condiciones de vida son, sin duda, siempre bien recibidas.

Hemos hablado muchas veces de como el diseño es un importante instrumento para mejorar la vida de las personas. Hoy os comentamos un proyecto de una joven diseñadora norteamerica de origen taiwanés, Shao Yao, que ha desarrollado la vajilla Eatwell para ayudar a comer a personas con discapacidades cognitivas como la enfermedad de alzheimer. Comer es una tarea sencilla pero cuando deja de serlo pueden aparecer problemas de alimentación y el estado de salud empeora al no comer lo suficiente.

La enfermedad de su abuela inspiró a Shao Yao su proyecto. Su experiencia como voluntaria en centros de atención le ayudó a conocer a fondo la problemática, a centrar el tema de su trabajo y a definir los parámetros para su desarrollo. Quería facilitar al enfermo la acción de comer, disminuyendo la frustación que causa la pérdida de habilidades. Un diseño centrado en el usuario que ayuda a aumentar la ingesta de alimentos, mantener la dignidad de sus usuarios, y aliviar la carga del cuidador.

Todo está pensado, es un diseño que surge de la experiencia directa con los enfermos, simples detalles que pueden mejorar muchas vidas. Resulta impactante el uso de color que parece orientar el producto a un público infantil (la vajilla también es adecuada para niños), una elección basada en investigaciones realizadas por la Universidad de Boston que demuestran que cambiando el color de la vajilla a rojo o azul, una persona con demencia puede consumir 24% más de alimentos y 84% más de líquidos. Sobre una superficie azul se perciben mejor los alimentos que nunca son de ese color, el rojo y el amarillo estimulan el apetito. El fondo inclinado y la forma de los laterales pueden ayudar a los usuarios a coger mejor los alimentos. Las cucharas se adaptan a la curvatura de los cuencos para recoger la comida más fácilmente, un lado coincide con la curvatura de la pared y el otro con la del cuenco. Material antideslizamiento en la parte inferior para evitar derramamientos, base de goma en la taza que actúa como un estabilizador, mango que permite mayor superficie de soporte, una bandeja que permite fijar un babero sobre el borde para prevenir manchas…

Shao Yao buscó financiaciación para su lanzamiento, consiguió recaudar más de ochenta mil dólares en la plataforma indiegogo,  ahora dispone de una web para su venta en la que presenta la vajilla con todo detalle. La vajilla se ha movido los últimos meses en webs de diseño, pero también de gastronomía como el Comidista, y es que la presencia social de los mayores crece en todos los ámbitos.

25superareldiaadia

Hay diferentes maneras de mejorar la calidad de vida de los enfermos, una de ellas es el poder terapéutico de la música. El Centro de día de la Asociación de Familiares de Alzheimer de Valencia protagonizó una estupenda experiencia al respecto. Su musicoterapeuta, voluntarios y una profesora de música, lograron formar el coro La veu de la memòria en el que participan los enfermos que acuden diariamente a sus locales. La música permite recuperar emociones que se van perdiendo con la enfermedad, vivencias que el canto, el ritmo y el baile resucitan en unas mentes dormidas. Los temas que interpretan se basan en experiencias comunes, canciones populares, un himno gospel, y en ejercicios polifónicos o de ritmo en los que los enfermos encuentran una vía de expresión que les hace sentirse mejor.

El coro ha actuado en el Palau de la Música de Valencia y en el Teatro La Latina de Madrid, un concierto al que asistió la reina Sofia y en el que la presidenta de la Asociación de Familiares con Alzheimer de Valencia AFAV, comentaba el esfuerzo realizado por los enfermos y lo gratificante que resulta esta experiencia para ellos y para los familiares que observan en directo los resultados de la terapia.

Las voces de la memoria es también el título de un documental que Vicent Peris rodó durante meses mostrando el esfuerzo realizado para lograr que estas personas canten armoniosamente en un concierto ante cientos de personas. Asistimos a los ensayos, a los conciertos preliminares, a las sesiones de musicoterapia y a la actividad diaria del centro. Podemos comprobar los cambios que la enfermedad opera sobre el enfermo y su entorno y cómo la música permite ‘paliar el deterioro y conservar la esencia de su personalidad, más allá de los recuerdos’.

Un interesante testimonio que Documentos TV emitió en 2012 y que podéis visualizar en vuestro videoclub online o en la web de rtve.

25superareldiaadia2

 

Anuncios

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s