anclados en el futuro

Youth /  La juventud es la última película de Paolo Sorrentino que ha llegado a las pantallas y que ha provocado tantos comentarios a favor como en contra. Una película con magníficos actores en la que  Michael Caine encarna a un gran compositor y director de orquesta, ya retirado, que comparte vacaciones con un viejo amigo,  un director de cine interpretado por Harvey Keitel que está trabajando la preproducción de su próxima película.

Nos sorprendieron las múltiples lecturas que ha tenido este film. No tan solo las críticas cinematográficas sobre su calidad han sido absolutamente dispares, hemos encontrado ardientes defensores y detractores, y también las interpretaciones que se han hecho sobre el argumento y la historia que Sorrentino quería contarnos difieren mucho. Al director le gusta colocar personajes mayores en el centro de sus historias. Es una película llena de cosas que pueden ocultar la idea central, la foto promocional, por ejemplo, sugiere lecturas sobre sexualidad perdida y así la interpretan algunos, pero en realidad no es este aspecto el relevante de la historia, la presencia de la ganadora del concurso de belleza en el balneario o de la joven prostituta en el vestíbulo del hotel son meras anécdotas.

Por encima de las reflexiones de los amigos sobre el ayer y la vejez, la idea principal sobre la que gira la película es la diferente forma de enfrentar el envejecimiento que adoptan los dos protagonistas. Mirar hacia el futuro o hacia el pasado marca la actitud personal en el día a día. Michael Caine es un hombre parado en el tiempo que renuncia a cualquier proyecto personal, apático, conformista, asume que su tiempo ha pasado y se niega a pensar en futuro. Harvey Keitel por el contrario vive inmerso en su próximo proyecto, vital, ilusionado, siente que su mejor obra está por llegar y a ella dedica todo su esfuerzo.

Si, son dos formas totalmente diferentes de encarar la vida y creemos que esa era la idea central de Sorrentino al plantearse esa película. Los maravillosos escenarios, el preciosismo de la imagen, las historias paralelas que enmarcan el relato, son tan solo anécdotas para acompañar la reflexión que compartimos con el director. Sin futuro, sin ilusiones la vida no tiene sentido, y por eso se comprende la reacción de Harvey Keitel al verse obligado a abandonar su proyecto, su futuro, y la de Michael Caine que al asumir una postura apática no puede disfrutar el suyo hasta que deja de negarse a construir el mañana.

Envejecimiento activo, una postura vital que nos permite envejecer anclados en el futuro y no en el pasado, crear un futuro para el que no hace falta abarcar infinitos. No hacen falta grandes conciertos o películas para lograrlo, nos bastan pequeños proyectos que dan sentido a los días.

Una estupenda película, dos horas recomendables – año 2015 – director Paolo Sorrentino  – reparto Michael Caine, Harvey Keitel, Rachel Weisz, Paul Dano, Jane Fonda

60ancladosenelfuturo

 

Anuncios

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s