nuevas habilidades, adiós a la brecha

El informe de Antonio Bellán y Rogelio Pujol Un perfil de las personas mayores en España, 2016. Indicadores estadísticos básicos contiene una gráfica en la que puede observarse claramente que a partir de los 55 años existe un notable descenso en los porcentajes de uso de internet. Es la llamada brecha digital que tanto se comenta al hablar del uso de tecnologías, la diferencia en el uso de internet por parte de los mayores frente al resto de la población.

63adiosalabrecha2

Esta diferencia que tanto se remarca en todos los estudios es sin embargo una circunstancia natural ya que todos los niños han crecido con internet mientras que la mayor parte de los viejos nunca han llegado a utilizar ordenadores en su vida laboral y mucho menos en su ocio. Ahora parece que la brecha empieza a disminuir. Según el mismo informe, en 2007 tan solo 6 mayores de cada 100 utilizaban internet y en 2014 son ya 26 de cada 100 los que lo usan. Los hombres mayores emplean el ordenador y acceden a internet en mayor medida que las mujeres pero, según el informe, el porcentaje de mujeres que lo usan también está creciendo y el aumento de usuarios es mayor entre las mujeres.

En el mismo informe nos hemos fijado en la gráfica extraída del Eurofound: European Quality of Life Survey (EQLS) 2012, que contiene datos sobre la frecuencia con la que la población de edad superior a 65 años contacta con sus hijos. Podemos apreciar que en general existe un buen nivel de relación y que los contactos son más frecuentes en los países meridionales que en el resto de Europa. ¿Podrían relacionarse estos datos con el uso de internet?

63adiosalabrecha1

Otro estudio titulado Perfil sociodemográfico de los internautas, análisis de datos INE 2015, elaborado por el equipo de Estudios del ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información) un órgano adscrito a la entidad pública empresarial Red.es, cuyo objetivo es el seguimiento y el análisis del sector TICs, contiene nuevos datos que nos confirman esa lectura. La población de 45 a 64 años es la que mayor crecimiento ha tenido en cuanto al uso de internet, rondando los 45 puntos porcentuales en diez años. Una tercera parte de las personas de 65 a 74 años han accedido a internet en alguna ocasión. El porcentaje de personas que se conectaron a internet entre pensionistas y personas dedicadas a las labores del hogar ronda el 40% en el último mes de su encuesta.

63adiosalabrecha3

La relación entre todos estos datos es significativa, y tiene explicaciones lógicas:
– cada vez son más las personas que acceden a esa franja de edad con mayor formación y con experiencia y hábitos de uso de ordenador en su vida profesional.
– empieza a formar parte de esta nueva tercera edad la generación de mujeres que, a diferencia de nuestras madres y abuelas, no abandonó su vida laboral para cuidar la familia.
– los modelos de vida familiar tradicional ya no son viables y estamos dispuestos a adoptar cualquier herramienta que nos facilite el contacto con nuestros hijos.
– la vitalidad de los nuevos mayores les mueve a buscar fórmulas diferentes para el ocio y para facilitar sus relaciones sociales.

Si, la brecha digital tiene los días contados. Es evidente que las empresas conocen la gran oportunidad de mercado que representa este gran sector de población y no dudarán en ponérnoslo fácil y adaptar y buscar nuevas ofertas que satisfagan las necesidades de ocio y comunicación de canosos. Un ejemplo, los canales especiales para mayores que empresas de telefonía o bancos han puesto en marcha para facilitar su uso a clientes senior.

Es evidente que en estos aspectos las cosas están cambiando y todos estos cambios conducirán a una normalización del uso en plazos muy cortos porque la nueva tercera edad ya ha hecho suyo internet.

Lo vemos todos los días en nuestro entorno, el uso de redes sociales con grupos familiares o de amigos en WhatsApp se ha generalizado, porque estos contactos virtuales nos permiten intensificar la relación con nuestros seres queridos salvando las dificultades que horarios, distancias u obligaciones plantean para el contacto físico. El acceso a internet, no solo en ordenador sino en el móvil y la tablet, nos permite buscar cualquier información en cualquier momento, realizar la compra o los trámites bancarios o administrativos desde la cama o el sofá.

Además familiarizarnos con estas nuevas herramientas nos obliga a un acercamiento con los más jóvenes que están encantados de la complicidad que se crea con la abuela o con el padre troglodita que les piden ayuda para aprender a manejar estos trastos. Una nueva actividad intergeneracional que beneficia a todos.

Anuncios

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s