un hastag para exigir ‘una moda para todos’

En diseño y en arquitectura hace ya mucho tiempo que la accesibilidad, la usabilidad, el ‘diseño para todos’, son conceptos utilizados habitualmente en procesos proyectuales como forma de garantizar el acceso y uso de los productos al mayor número de usuarios posible, sin establecer limitaciones por sus condicionantes físicos… Además estos términos se han convertido en etiquetas utilizadas por las empresas para su promoción comercial ya que amplían el mercado y aportan un valor social que mejora la imagen. Es una forma de proyectar beneficiosa para todos, satisfactoria para el cliente, satisfactoria para la empresa.

La industria de la moda sin embargo no se encuentra a gusto con estas etiquetas. La supuesta ‘exclusividad’ de su producto le obliga a mantenerse fiel a unos cánones que no son los de la mayoría. Por suerte en los últimos tiempos las reivindicaciones de las tallas grandes, la atención en medios a las modelos ‘curvy’, están socavando esa imagen hierática de una industria que no quiere mirar a su alrededor.

Estamos de suerte, aunque no se hable directamente de nosotros en muchos de esos artículos, se reivindican nuestros derechos ya que la mayor parte de los canosos somos parte de ese público, formamos parte de ese grupo de consumidores especiales que no quiere vestir de cualquier manera pero nunca encuentra en su talla la prenda que le gusta.

La última campaña en favor de una ‘moda para todos’ nos proporciona además una forma de protestar por esa marginación, de tomar revancha por esas desilusiones que se producen al entrar en un probador. Violeta by Mango es una de las marcas que se precia de contar con un público diverso y como está segura de poder dar respuesta a todas las necesidades ha iniciado una campaña protagonizada por Rossy de Palma, Tania Llasera y las modelos Alessandra García y Lorena Durán que es todo un alegato a favor de la naturalidad. El hashtag #WeAreVioleta podrá ser usado en redes sociales por todas aquellas mujeres que no encuentren su talla en Mango, entrando en el sorteo de un look semanal de la marca.

En el vídeo hablan de los tópicos sobre las curvas y los problemas con que se encuentran a la hora de buscar prendas favorecedoras que se adapten a cuerpos. Reivindican el derecho a poder elegir y llevar lo que se quiera llevar, a meterte en ropa que te quede cómoda,  a acabar con el suplicio de que encontrar tallas se convierta en una locura. Todos somos diferentes, no hay estándar único de belleza y estamos hartas de que la industria limite la oferta y de que todo lo que sea superior a una 38 se etiquete como ‘grande’, ‘curvy’, ‘especial’. No somos especiales y no estamos dispuestas a que la industria de la moda nos haga sentir incómodas.

Una buena campaña, cuatro mujeres de diferentes edades y estilos reivindicando sus derecho a ser diferentes. Todas ellas tienen una imagen positiva de si mismas porque la talla, el estilo o la edad no deben ser obstáculos a la hora de vestir las últimas tendencias, aunque la industria de la moda se empeñe en convencernos de lo contrario. Míralo.

33unhastagparaexigir

 

Anuncios

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s