mejor en compañía

Una forma tradicional de remarcar que lo verdaderamente importante es la compañía la tenemos en la utilización del dicho contigo pan y cebolla, y es que todos sabemos que, en la mesa, el pan bien compartido no necesita mezcla.

Ante tanto saber popular no nos sorprenden los resultados de todos los estudios que nos informan sobre una constante en nuestra sociedad: la mala alimentación de los ancianos. Uno de los mayores problemas de los seniors es el aislamiento y lógicamente esto se refleja en su nutrición. El decaimiento provocado por la soledad acaba generando un desinterés por la alimentación y consecuentemente un deterioro de la salud. Tan solo hay que abrir la nevera de un anciano que viva solo para visualizar las carencias de su menú diario. Según estudios realizados en Austria un 11% de las personas mayores de 65 años sufren debilidad, y un 41% están en riesgo de padecerla, debido a la pérdida de masa muscular y malnutrición.

Las relaciones sociales fomentan la actividad física y la buena alimentación, y por lo tanto son esenciales para el bienestar. Tenemos un estupendo ejemplo de la forma en que el cambio de hábitos a la hora de sentarse a la mesa influye en el ánimo de los mayores. Se trata de la experiencia del ayuntamiento de Bioule, un pequeño pueblo francés que puso en marcha una iniciativa de comedor multigeneracional que ha tenido excelentes resultados. El alcalde, Gabriel Serra, decidió abrir el comedor escolar a los seniors que lo deseasen. Mediante un sistema de bonos, los mayores acuden a la cantina a la hora de la comida y comparten mesa y mantel con los alumnos de la escuela.

Los comentarios de ancianos y niños demuestran lo acertado de la medida. La opción de acudir al comedor tan solo algunos días de la semana rápidamente se ha abandonado porque prefieren comer en compañía diariamente. Sábado y domingo se han convertido en los días más tristes de la semana porque sus días se organizan ahora alrededor de la hora de la comida. Comparten risas y menú con sus compañeros de mesa, y tanto niños como mayores parecen disfrutar más de la conversación que de la comida que finalmente devoran sin darse cuenta.

Os enlazamos dos vídeos tous à la cantine!  y mille et une vies rêvées , en los que podéis comprobar la satisfacción de los usuarios del servicio. Una experiencia similar a la de la residencia Providence Mount St. Vincent en Seattle, que os comentamos en nuestra entrada present perfect, los residentes de un centro de mayores que conviven con los niños del parvulario. Terapias de integración multigeneracional que benefician a niños y mayores.

36mejorencompania
imagen tomada de la web de la commune de Bioule

 

Anuncios

Un comentario en “mejor en compañía

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s