visages et villages

Todavía no habíamos hablado en concanas de Agnès Varda, una directora de cine belga que vive en París y que, con casi noventa años, ha estrenado este verano su última película Visages et villages / Caras y lugares, un documental que ha codirigido junto al fotógrafo JR y que recoge un viaje de ambos por la Francia profunda retratando gente normal que está dispuesta a posar ante su objetivo.

Los medios se refieren a Agnès como la ‘abuela de la nueva ola’ ya que es una de las primeras mujeres directoras, una pionera del cine feminista y una de las últimas representantes de la nouvelle vague francesa. En el último Festival de Cine de San Sebastián se le entregó el Premio Donostia por su carrera, una vida atípica en la que ha trabajado como cineasta al margen de la industria, por ello su preferencia por el documental, un género que califica de escuela de la modestia.

De JR sí que hicimos en nuestro blog un artículo ‘seniors en las paredes’ hablando de su obra y sobretodo de su proyecto the wrinkles of the city en el que intentaba revelar la historia o la memoria de un lugar a partir de las arrugas de sus habitantes. Es un artista callejero, un joven fotógrafo de 34 años, que realiza sus exposiciones en espacios abiertos, montando reproducciones muy ampliadas de sus fotos sobre las fachadas de los edificios. Su frase ‘la calle era la galería más grande del mundo’ describe muy bien su idea sobre la percepción social del arte. Comenzó su carrera realizando grafitis en las calles de París y entre 2004 y 2006 empezó a exhibir sus fotografías gran formato en las calles, un proyecto que pasó de ser ilegal a ser oficial cuando la alcaldía de París puso estas imágenes en sus edificios. Su trabajo es conocido en muchas ciudades donde ha realizado grandes exposiciones, pero no enmarca nunca sus enormes trabajos.

Queríamos hablaros de su proyecto conjunto, una película presentada en el Festival de Cannes de 2017. Cuando Agnès y JR se conocieron en 2015, enseguida pensaron en trabajar juntos, tuvieron la idea de rodar una película en Francia, en un ambiente rural, hacer un viaje con el camión fotográfico de JR, un vehículo /taller fotográfico que permite ampliar las fotografías que realiza para empapelar inmediatamente su entorno. La película retrata los pueblos y sus habitantes, pone cara a los lugares porque empapela sus muros con las fotos de la gente, pero también cuenta la historia de la amistad que se establece a lo largo del rodaje entre los dos protagonistas/codirectores.

Un nuevo proyecto de colaboración intergeneracional. Ambos tienen una lectura similar del papel social del artista, su trabajo permite crear vínculos y sentimientos entre la gente. ‘Tenemos en común intentar que las imágenes den sentido a nuestras vidas’ Parece que además se lo han pasado bien juntos y es que Agnès es una mujer vital que tiene mil razones para vivir, pero que al mismo tiempo no tiene miedo a la vejez ni a la muerte, un tema del que habla en numerosas entrevistas: ‘He asumido que soy vieja, pero que también la vejez es una materia de creación. Cada vez se pueden encontrar formas nuevas a la vida, a la verdad y a los diferentes trabajos. Hay que estar siempre reinventando la vida’

Podéis ver el tráiler oficial de la película aquí y no os perdáis esta divertida autoentrevista en la que se aprecia la magnífica relación que se puede establecer entre personas de diferentes generaciones.

 

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.