yo también soy FaB

Nos sentimos cómodos con el término FaB, hemos descubierto una nueva etiqueta que designa a los mayores de 50 y que como tantas otras intenta dar nombre a los protagonistas del fenómeno demográfico del siglo. Se trata de un término que parece bastante extendido pero que no hemos conocido hasta este verano, gracias a dos artículos sobre tendencias. Ambos remarcaban la importancia económica y de consumo que está alcanzando el grupo social de los seniors. Uno de ellos era de Ipsos, una empresa que realiza investigación de mercados asesorando a sus clientes para tomar las mejores decisiones para sus negocios, y el otro de bankiter.

Como FaB se designa a los mayores de 50 (fifty and beyond) y según el análisis realizado por Ipsos se diferencian claramente de los estereotipos y cánones sociales de lo que hemos denominado seniors en las últimas décadas, ya que rompen totalmente con unos tópicos que sus planteamientos han vuelto obsoletos, el mayor de 50 ya no es solo un abuelo, y tampoco un desocupado que quiere vivir una segunda juventud.

Los mayores de 50 son los Baby Boomers, los nacidos entre 1945 y 1970, una generación que creció con la sociedad del bienestar, con acceso a la educación, a recursos sociales, y a mejores oportunidades laborales. Constituyen un grupo social proactivo, que quiere tener control sobre su vida y disfrutar todo lo que pueda ya que, próximos a la jubilación, pueden disponer de más recursos económicos, tiempo libre y calidad de vida que las generaciones anteriores. Aunque no han crecido con ellas se han familiarizado con las nuevas tecnologías y eso les permite estar informados, comunicarse y relacionarse más fácilmente.

Están concienciados socialmente y preocupados por las incertidumbres y las injusticias sociales que afectan a su entorno. Tienen una visión positiva de si mismos, no se consideran acabados ni se avergüenzan de su edad. Piensan que todavía tienen mucho que ofrecer. Se aceptan tal cual son, orgullosos de haber llegado hasta donde han llegado, y a la vez son conscientes de sus limitaciones. Tienen una actitud muy proactiva hacia la salud, y están dispuestos a invertir tiempo y dinero en prevención. La nutrición y el ejercicio juegan un papel fundamental en su vida, les preocupa el buen estado físico y se interesan por la cocina, la buena alimentación, los productos naturales…

Desde el punto de vista económico y de consumo son uno de los grupos de edad con mayor poder adquisitivo, liberados de obligaciones y con más tiempo libre. En su estudio “El futuro es FaB”, Ipsos ha llegado a elaborar un decálogo que intenta resumir las inquietudes, preferencias y necesidades de los FaB, para orientar a sus clientes en su aproximación a este público objetivo:

1. Yo sé que me necesitas; tengo tiempo y dinero…pero, ¿tú lo tienes claro?
2. No quiero ser joven, esa etapa ya está superada. No me veo reflejado en alguien de 20 o 30 años
3. ¡Mis únicos intereses en la vida no son los de ir bailar y cuidar de mis nietos!
4. Quiero disfrutar del presente, de todo lo que no he podido hasta la fecha. Quiero aprender nuevas experiencias, tecnología, nuevos productos.
5. Me siento muy bien en mi propia piel, me conozco y no busco gustar a nadie.
6. Me angustia el tema de la salud. No me muestres enfermedades en los anuncios.
7. Vayamos más allá del concepto antiaging.
8. Me atrae lo natural; el campo, la alimentación natural, las alternativas de medicina natural…
9. Todo lo que perciba como saludable lo voy a probar. La prevención lo es todo. Pero soy una persona formada, así que todo lo que me propones tiene que ser creíble.
10. Me preocupan las injusticias sociales, ¿me puedes ayudar a contribuir a la sociedad?

Se trata sin duda de un decálogo necesario para las empresas que desean orientar sus productos hacia este grupo de consumo. Los mayores de 50 no se sienten identificados con la mayoría de anuncios y marcas, porque siempre se dirigen a los jóvenes y porque los fabricantes y publicistas desconocen sus necesidades reales haciendo referencia a estereotipos obsoletos. Quizás por ello están proliferando espacios digitales creados para los mayores, donde pueden encontrar contenidos interesantes para ellos, escritos por iguales que conocen perfectamente sus inquietudes y necesidades.

No nos importa que nos etiqueten si sirve para conocernos mejor y darnos mejores servicios. No vemos nada despectivo en ello. FaB viene de fifty and beyond y también de fabulosos, pero del mismo modo podemos proponer otras etiquetas que designen a este grupo social como por ejemplo SaB por los sixty/seventy and beyond y también como apócope de sabios.

Los años de experiencia proporcionan un elevado grado de autoconocimiento que ayuda a relativizar la presión social y a sentirse bien con el día a día. No nos extraña que los FaB y los SaB se encuentren cómodos en su propia piel, que establezcan su propio concepto de belleza intentando sacar el máximo provecho a su madurez. Naturalidad, comodidad, no es necesario parecer más joven. Lo vemos constantemente en las calles. Nos gustan las canas.

fotografías del blog CONCANAS

 

Anuncios

Un comentario en “yo también soy FaB

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.