mejor en compañía (1)

Es normal que al superar la cincuentena se produzca una búsqueda online de ejemplos, de modelos, de referentes, de testimonios de gente que también los ha cumplido y con las que podemos identificarnos sin problema porque valoramos positivamente su imagen y su actitud vital.

Llegar a una cierta edad lleva asociado un montón de connotaciones negativas que nuestro subconsciente se niega a admitir. Nos miramos en el espejo y nos vemos mucho más jóvenes que lo que indica nuestro contador, no podemos identificarnos con la imagen que sobre los mayores fijamos en nuestra niñez, nos negamos a vernos como se veían nuestros padres y abuelos con nuestros años. Es entonces cuando buscamos un refuerzo de entorno, modelos de personas estupendas, por su físico o por su actividad, que sean respetadas socialmente a edades similares o superiores a la nuestra. Parece necesario poder identificarse con alguien que coincida con lo que vemos y sentimos y no con los tópicos ni ideas preconcebidas que nos asaltan.

Para ayudarnos en esta empresa la red dispone de webs en las que alguien ha recogido para nosotros esos referentes que estábamos buscando. Es curioso que todos los ejemplos que hemos encontrado son páginas sobre mujeres. Parece que los hombres maduros están más seguros de sí mismos y esto se debe, sin duda, a que socialmente el envejecimiento castiga más a las mujeres. No en balde siempre se ha dicho que los años hacen al hombre más interesante, no estamos de acuerdo, estas webs lo demuestran.

En primer lugar, os comentaremos una web que utiliza el término fab (fifty and beyond) del que hablábamos en nuestra entrada yo también soy FaB. Su autora Christine Chang Hanway es una arquitecta y diseñadora nacida en Connecticut que ha vivido en Londres durante los últimos veinte años con su familia. Christine también es escritora y artista y decidió crear su propia web mycontentshaveshifted.com, un espacio en el que compartir sus reflexiones y experiencias personales sobre ser FaB. Su web disponía de un apartado al que llamó fabulous fabsters, en el que recogía testimonios de tres mujeres mayores y observó cómo esta sección suscitaba un gran interés entre sus lectores.

La intensa interacción con esas entradas demostró que su público estaba muy interesado por conocer lo que otras mujeres 50+ hacen, dicen o sienten. Ese interés y la frescura de los testimonios de sus primeras entrevistadas, que ella califica de inspiradores, la decidieron a seleccionar y contar más historias de fabsters con la intención de poder aprender compartiendo experiencias. No le resultó nada difícil. Como ella dice “somos muchos y todos somos especiales a nuestra manera…, la historia del otro nos ayudará a reflexionar”.

Ahora dispone de dos webs. Desde 2015 en mycontentshaveshifted mantiene su reflexión personal sobre el estilo de vida y el bienestar de las mujeres que se acercan o ya son FaB. Desde un año más tarde, en fabulousfabsters comparte las historias de interesantes mujeres que han asumido, sin aparentes traumas, el impacto que esta nueva etapa de sus vidas tiene en sus cuerpos y mentes.

La semana próxima os mostraremos nuevos ejemplos de esta curiosa tendencia online, mientras tanto podéis visitar las páginas de Christine y familiarizaros con sus protagonistas.

 

 

tu comentario/ your comment/ votre commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .